PARA UN FUTURO SOSTENIBLE

BERG quiere inspirar a los niños a moverse. Ahora y en el futuro. Por eso, no solo tenemos en cuenta su diseño, calidad y funcionalidad en el desarrollo de nuevos productos sino que también consideramos su efecto para el planeta. Nuestra posición es que consideramos un modelo circular. No solo se analizan críticamente el impacto de la producción y el uso. También tenemos en cuenta el flujo residual que se genera cuando el producto al final deja de ser utilizado.

Para hacer esto realmente concreto y examinable, hemos puesto en marcha con el instituto de inspección SGS Search un proceso intensivo de certificación para que nuestra grama de productos cumpla con el certificado de producción Cradle to Cradle. Casi todos nuestros coches a pedal han conseguido el certificado plateado. De esta manera BERG pasa así el primer fabricante de coches a pedal (tal vez de juguetes) del mundo que cumple con esta acreditada normativa internacional.

BERG quiere inspirar para que los niños jueguen activamente, pero también para demostrar lo sostenible que puede ser una empresa exitosa. BERG tiene como objetivo seguir mejorando el modelo circular en colaboración con la organización Cradle to Cradle e implementarlo en la empresa en la mayor medida posible para que podamos seguir realizando nuestro objetivo ahora, pero también en el futuro.